Hemos escuchado muchas veces acerca de la Identidad de una Marca, pero qué es en realidad una Identidad? La Identidad de una Marca es como la identidad de una persona, no puedes definir la identidad de una persona al decir que tiene dos ojos o dos manos, muchos individuos comparten esa característica, la identidad va más allá de lo básico. Igual es para definir la identidad de una marca, no puedes decir que la identidad de Nike se nutre al rededor de la ropa deportiva. Una identidad es definir el alma de la marca sabiendo que en el mercado existen otros competidores similares.

La identidad plantea un concepto que resume en unas líneas lo que la marca es en potencia y debe responder a la mezcla de tres factores: La primera y más importante, debe reflejar la más pura esencia nacida de las visiones de los líderes de la marca; la segunda es el análisis de la competencia y sus mensajes, descubrir qué posicionamiento tienen los líderes de la categoría para matizar nuestra propia identidad y separarnos de la competencia; y el tercero es la tendencia del mercado global. Con estos elementos mezclados podremos sobretodo completar y honrar las ideas de los visionarios que conducen la marca. Una identidad jamás debe ser impuesta, siempre debe reflejar de manera única lo que la marca ya es auténticamente y que potencie las más naturales habilidades para ahí desarrollar el negocio.

La identidad es más que un proyecto de marketing, la identidad debe inspirar al corporativo a seguir su propio camino y a estar orgulloso de quién es en realidad. Crear una identidad para una marca es todo un reto, porque merece que todos en la compañía estén listos para definirse claramente. Definir es abandonar, abandonar algunas ideas que aunque sean buenas si no combinan con el corazón y mejor talento de la compañía o no aportan valor a la marca, no sobrevivirán al proceso de Identidad. imagínate esto, cuando Volvo definió su identidad por primera vez y se definió como Seguridad ¿Qué reacción tuvo el departamento de Tecnología o el de confort? Evidentemente no se sintieron incluidos, esto no quiere decir para Volvo que sus autos ya no tendían diseño o gadgets, o que ya no serían cómodos, aquellos departamentos que no estaban naturalmente relacionados con la seguridad quizá se sintieron ofendidos pero eventualmente asimilaron que la mejor oportunidad que Volvo tenía para proyectarse era la seguridad, porque ya eran muy buenos en eso, mientras la identidad se implementaba todos los departamentos tomaron como prioridad la seguridad para desarrollar cada cosa de Volvo. Con este ejemplo quiero hacerte sentir que cuando una marca se define no necesariamente satisface a todos en el corporativo al principio, pero una buena identidad debe de ser adoptada naturalmente por todas las áreas de la compañía.

Una identidad siempre arroja un proyecto único, porque las visiones de los líderes ya son únicas y auténticas. Ayudar a las empresas a que descubran su propia identidad como marca es una de las especialidades de Avelart Casa de Inspiración, donde a lo largo de 18 años hemos ayudado a definir su identidad a grandes marcas internacionales y nacionales, así como a cientos de PyMes. Cada caso es único y posee elementos que arrojarán un documento que servirá de inspiración para que el alma de la marca ilumine el camino a seguir inspirados desde adentro, para que el desarrollo refleje en verdad lo que la marca es. Visita nuestra página y descubre algunas marcas con las que volamos. www.avelart.mx #SomosAves