Con los vertiginosos cambios que se viven en las tendencias de consumo actual, las estrategias de marketing de las marcas deben mantener un ritmo avant garde. Con la era digital y su evolución constante, encontrar áreas de oportunidad para alcanzar una mayor audiencia o conquistar nuevos segmentos resulta primordial para mantener un ritmo de crecimiento saludable. El famoso dicho “Renovarse o morir” es hoy más relevante que nunca para todos los que buscan mantenerse en el gusto de los consumidores. 

Crear una experiencia para los consumidores es un imperativo al momento de crear estrategias de marketing, ya no solo se trata de vender, en está época el proceso de compra, previo y posterior es fundamental para mantener el interés de nuestro segmento objetivo. Muchas marcas han modificado sus puntos de venta, dejando atrás la idea apilar productos en estantes, para dar paso a verdaderos oasis del consumo, espacios en los que se puede disfrutar no solo de la compra también se crea un concepto de lifestyle, que será compartido por todos en sus redes sociales. 

La idea esencial del NeoMarketing es dale un giro tecnológico a las estrategias tradicionales de hacer publicidad, por lo que resulta esencial para cualquier marca que decida incursionar dentro de este universo hacer un recuento de sus medios de comunicación más exitosos e invertir para innovar a través de contenidos creativos en un crossover digital. El objetivo es crear mensajes que generen una comunicación mas eficiente con los consumidores y por supuesto seducidos con ellos. 

Mientras las marcas más visionarias han apostado por el NeoMarketing desde el surgimiento de las redes sociales, como canal de comunicación y ventas, existen otras que aún no han podido encontrar la manera de crear contenidos adhoc para mantener el ritmo publicitario y se han rezagado o peor aún, desaparecido a pesar de que existe muchísima información pululando al respecto o una tendencia a minimizar la inversión o contratación de personal para atender los contenidos digitales. Nuestra recomendación, como en todos los casos vitales, siempre es mejor recurrir  a los expertos.